top of page
Buscar
  • Foto del escritorTAB

Cómo Establecer una Cultura de Aprendizaje Constante


La adquisición y retención de talento puede ser difícil para muchas empresas, incluso en sus mejores momentos. Sin duda, estos años post-pandémicos han aumentado los retos de RH debido a todo tipo de fluctuaciones en el mercado laboral y en el entorno empresarial.

Han quedado atrás los días, al menos en un futuro cercano, en los que los empresarios podían permitirse el lujo de revisar cientos de currículums calificados para seleccionar a su próxima gran contratación. La buena noticia es que la dinámica actual del empleo está obligando a los empresarios a replantearse su forma de entender no sólo los recursos humanos, sino toda la cultura de la empresa. Las empresas necesitan atraer el talento adecuado. Necesitan retener a sus estrellas y a los que piensan en el futuro. Tienen que crear un entorno en el que la gente quiera trabajar y crecer. Y todo empieza por crear una cultura de aprendizaje constante.


Una cultura de aprendizaje constante es aquella que apoya y fomenta el crecimiento y el desarrollo de los empleados y les ofrece oportunidades continuas dentro de la organización. Esto no sólo hace que los empleados estén más contentos, más comprometidos y más satisfechos, sino también que la empresa sea más fuerte, más centrada y más sana.

Según el informe de Gallup State of the Global Workplace: 2023:


- El 94% de los empleados permanecerían más tiempo en una empresa si ésta invirtiera en su desarrollo profesional.

- El 40% de los empleados con una formación deficiente dejará la empresa en el primer año.

- El 86% de los empleados cree que es importante que los empleadores ofrezcan oportunidades de aprendizaje.


¿Qué significa aprendizaje continuo?


La formación y el desarrollo de los empleados pueden adoptar muchas formas. La clave para crear una cultura de aprendizaje constante es adoptar un enfoque múltiple y continuo para proporcionar a tu personal la formación que necesitan para desempeñar mejor su trabajo actual y las herramientas que necesitan para crecer en el siguiente.

Las oportunidades de aprendizaje en tu empresa pueden adoptar muchas formas, entre ellas algunas de las implementaciones más populares para el crecimiento de los empleados, como:


Workshops de habilidades: Formación que proporciona a los empleados oportunidades para mejorar las competencias en aspectos específicos de sus puestos de trabajo o procesos de la empresa.

Programas de mentoría: Se trata de vincular a los empleados más nuevos con miembros experimentados del equipo para un entrenamiento estructurado uno a uno, el desarrollo de habilidades y el intercambio de conocimientos.

Clases en línea y webinars: Existen cursos y webinars en Internet para mejorar prácticamente cualquier habilidad o necesidad de desarrollo.

Independientemente de los enfoques que pongas en práctica para fomentar una cultura de aprendizaje constante en tu empresa, el objetivo es involucrar, educar e inspirar a tus empleados para que crezcan.


¿En qué se benefician los empleados de una cultura de aprendizaje constante?


Los profesionales de alto rendimiento, así como quienes tienen potencial para convertirse en ellos, desean los conocimientos necesarios para sobresalir y progresar en su trabajo. Tienden a tener un amor por el aprendizaje innato y están motivados en su carrera profesional.


1) Mejora de las habilidades: El aprendizaje constante permite a los empleados ser mejores en su trabajo y mejora su productividad, aumentando así su capacidad de logro y recompensas por rendimiento.

2) Un camino para el desarrollo profesional: Al ofrecer a los empleados oportunidades de desarrollo personal y profesional, se satisfacen mejor sus deseos y necesidades de opciones profesionales avanzadas.

3) Incremento de la confianza: Al adquirir habilidades nuevas o mejoradas, los empleados se sienten más capacitados en sus puestos y más valorados dentro de la organización.


¿De qué manera se benefician las empresas de una cultura de aprendizaje constante?


Más allá de las ventajas de contar con un equipo de aprendices activos, las empresas cosechan enormes recompensas al fomentar una cultura de desarrollo profesional.


1) Mayor retención de empleados: Ofrecer oportunidades de aprendizaje aumenta drásticamente la satisfacción, el compromiso y la retención de los empleados, lo que reduce los costes de contratación, incorporación y formación.

2) Incremento de la innovación: Los empleados que tienen la oportunidad de aprender tienden a pensar de forma más amplia y estratégica, no sólo para sí mismos, sino para toda la organización.

3) Colaboración más eficaz: Una cultura de aprendizaje fomenta el trabajo en equipo. Cuando las personas adquieren conocimientos, los comparten e imparten a toda la organización, lo que amplía exponencialmente el alcance de su nueva experiencia.



2 visualizaciones0 comentarios

Comments


TAB-LI-Personal-ChangeHappens-1584x396-PicOnly-v4.jpg

El conocimiento colectivo al servicio de tu éxito
19 razones por las que necesitas un consejo integrado por empresarios

bottom of page