top of page
Buscar

4 Maneras de Construir una Cultura Más Adaptable y Resistente en Tu Organización

La disrupción desenfrenada de la industria exige adaptabilidad a las empresas que quieren sobrevivir.


POR ERIK WATKINS • MAR 14, 2023


Entiendo que los datos que estoy enviando se utilizarán para proporcionarme los productos y/o servicios descritos anteriormente y las comunicaciones relacionadas con los mismos.


Las opiniones expresadas por los autores de Entrepreneur son exclusivamente propias.


¿Por qué algunos empleados sobrellevaron la crisis del Covid-19 mejor que otros? Según Deloitte, los empleados que afrontaron mejor los rápidos cambios trabajaban en empresas que promovían los ingredientes clave de la adaptabilidad, como la toma de decisiones autorizada.


No es ninguna sorpresa: Las empresas con culturas adaptables ocupan sistemáticamente los primeros puestos. Por ejemplo, Amazon. Desde su creación, el gigante del comercio electrónico se ha adaptado constantemente a las fluctuaciones de los mercados y a las preferencias de los consumidores, introduciendo nuevos productos y servicios para mantenerse por delante de la competencia.


Su empresa también puede crear una cultura caracterizada por la apertura, el respeto, la colaboración, la creatividad, la innovación y la asunción pragmática de riesgos. Sin embargo, es posible que te encuentres con algunos retos. Cambiar una cultura requiere tiempo y esfuerzo, por no hablar de una gran dosis de paciencia. Puede que tengas que modificar tus respuestas y elecciones para dar ejemplo. Al fin y al cabo, es más fácil que la gente demuestre resiliencia si ve en el liderazgo un buen modelo a seguir.


Independientemente de los obstáculos iniciales, crear una cultura adaptable tiene sentido. Estamos en una era de disrupción industrial desenfrenada en la que la transformación digital es fundamental para la supervivencia. Sin una cultura inherentemente adaptable, es casi imposible responder con rapidez a los cambios dinámicos de dentro o fuera de la organización.


Para iniciar el viaje de tu empresa hacia la adaptabilidad, prueba las siguientes estrategias:


Destaca la visión y la misión de tu empresa para fomentar la adopción de riesgos estratégicos.


Una cultura sólo puede ser adaptable cuando todos trabajan con el mismo manual. Los directivos de nuestra empresa debaten periódicamente la visión y la misión generales de la empresa. Esto garantiza que nuestra estrella polar guíe los esfuerzos de los miembros de nuestro equipo.


Aportar claridad en torno a los objetivos también ayuda a nuestros empleados a sentirse cómodos cometiendo errores. Saben que incluso si algo falla, no sufrirán represalias ni serán juzgados con dureza, siempre que hayan actuado con seriedad basándose en la misión de la empresa.


No des por sentado que todos los trabajadores entienden tu misión y tu visión sólo porque estén documentadas en tu website. Hay que hablar de ellas en las sesiones de coaching, en las reuniones individuales sobre rendimiento y en las reuniones de toda la empresa. La repetición no es exagerada en este caso; es necesaria para formar la actitud de todos hacia el cambio.


Resuelve los cuellos de botella de la colaboración o la comunicación


Para crear una cultura de adaptabilidad, debes asegurarte de que los miembros del equipo están en sintonía. Si no se comunican y colaboran, tu empresa no podrá adaptarse rápidamente para aprovechar las nuevas oportunidades. Por lo tanto, proporciona a los empleados las herramientas necesarias para establecer conexiones sencillas con sus compañeros.


Esto es especialmente importante si tienes trabajadores remotos o híbridos en tu plantilla. Según un estudio de Owl Labs, al 70% de los trabajadores remotos les resulta difícil contribuir durante las reuniones por vídeo, y el 62% afirma que sus empresas no han actualizado sus sistemas o equipos tecnológicos para que la colaboración sea más fluida.

La forma más rápida de identificar y resolver las lagunas de comunicación es enviar un cuestionario. Identifica dónde están los cuellos de botella para tus trabajadores y, a continuación, ponte manos a la obra para resolverlos. Nota al margen: Recuerda que también debes ajustar tus hábitos de comunicación. Los miembros de tu equipo se sentirán menos obligados a decir lo que piensan si no eres franco y accesible. Y hablar claro es fundamental para mejorar la adaptabilidad en el lugar de trabajo.


Dar y recibir feedback de forma sana y compasiva


Quieres que los miembros de tu equipo muestren su pensamiento innovador. Sin embargo, es posible que se muestren reacios a dar su opinión sincera sin un poco de insistencia. Si quieres que la gente se muestre vulnerable y comparta sus ideas, tienes que pedir opiniones y luego reaccionar de forma sana y compasiva.


Por ejemplo, si alguien no está de acuerdo contigo, resiste la tentación de tomártelo como una afrenta personal. En lugar de eso, escucha lo que dice la otra persona. Muestra respeto y gratitud. Puede que sigas decidiendo seguir adelante con tu plan original. Sin embargo, tu equipo verá que te has tomado en serio una idea discrepante.


A la hora de dar tu opinión, asegúrate de que lo que dices es específico y útil. Tus empleados serán más resilientes si reciben comentarios constructivos que les faciliten el trabajo o les ayuden a ser más productivos y tener más éxito. Es más, una encuesta de la Harvard Business School muestra que el 71% de los ejecutivos afirman que la adaptabilidad es la cualidad de liderazgo más crítica. Si ayudas a los miembros de tu equipo a mejorar a través del cambio, les preparas para futuros ascensos.


Establecer objetivos SMART en torno a la creación de una cultura adaptable


Seguramente ya habrás oído hablar de los objetivos específicos, medibles, alcanzables, realistas y sujetos a plazos (también conocidos como SMART, por sus siglas en inglés). Establecer este tipo de objetivos permite a todos medir dónde han estado, dónde están y hacia dónde van.


¿Qué objetivos SMART podrías establecer en torno a la creación de una cultura adaptable? Piensa en objetivos relacionados con la creación de nuevas ideas, flujos de trabajo, productos y servicios. Asegúrate de establecer estos objetivos junto con los miembros de tu equipo. El establecimiento colaborativo de objetivos fomenta un mayor sentido de la urgencia en torno a su consecución.


Tampoco es necesario que todos los objetivos estén orientados a la productividad. Celebrar los éxitos o los errores también puede ser un objetivo. Se puede aprender mucho del fracaso, razón por la cual las organizaciones de éxito (entre ellas Pixar) recompensan a sus empleados por asumir riesgos meditados, según McKinsey & Company. Imagínate cómo cambiaría tu cultura si más empleados aprovecharan las pérdidas para promover un impulso alimentado por el aprendizaje hacia los objetivos empresariales.


Las culturas adaptables son culturas construidas para sobrevivir. Si tu organización carece de capacidad de adaptación, prueba estos cuatro consejos que te ayudarán a superar las futuras disrupciones del sector.


Eric Watkins

COLABORADOR DE ENTREPRENEUR LEADERSHIP NETWORK

Presidente de Abstrakt Marketing Group

Eric Watkins es el presidente de Abstrakt Marketing Group, una empresa de crecimiento empresarial que ofrece soluciones de generación de leads.

7 visualizaciones0 comentarios

Comments


TAB-LI-Personal-ChangeHappens-1584x396-PicOnly-v4.jpg

El conocimiento colectivo al servicio de tu éxito
19 razones por las que necesitas un consejo integrado por empresarios

bottom of page