top of page
Buscar

¡Líderes empresariales, es tiempo de cuidarse mejor!



Hoy en día, se está haciendo mucho hincapié en la salud y el bienestar de los empleados, algo que es bastante relevante; pero ¿qué pasa con los hombres y mujeres que dirigen las empresas, ya sea como directores ejecutivos o como propietarios de éstas? Cuando se trata de cuidarse a sí mismos, ¿cómo les va a estas personas (casi todas ellas con una posición laboral en la que se generan altos niveles de estrés)?


La respuesta, que quizás no sorprende, es que los líderes empresariales no le dan tanta importancia a esto y que, sin duda, podrían cuidarse mucho mejor. Después de todo, no cuidarse puede generar condiciones de salud problemáticas, como insomnio, presión arterial alta, aumento de peso, etc. Y cualquier problema de salud grave puede tener un efecto significativamente negativo en la calidad del liderazgo empresarial.


“No llevar un estilo de vida saludable puede afectar gravemente tu salud y bienestar”, recuerda la revista CEO Today, y agrega: “solo tienes un cuerpo, por lo que cuidarlo ahora debería ser una prioridad”.

Estos son algunos consejos para mejorar el cuidado de tu recurso más importante: tu salud.


Come inteligentemente

Llevar una dieta nutritiva es un factor crucial en el cuidado de uno mismo. Todos sabemos lo importante que es comer alimentos con poca azúcar y sodio, y evitar los productos procesados ​​siempre que sea posible. El consejo que hemos ofrecido en el pasado con respecto a hábitos alimenticios más inteligentes para los empleados se aplica igualmente a los directores ejecutivos y líderes empresariales: “Deshazte de las máquinas expendedoras de comida chatarra. Patrocina continuamente comidas compartidas y anima a los empleados a contribuir con platos saludables. Ofrece bebidas y refrigerios nutritivos en las reuniones semanales”. Estas opciones permiten a los empleados y propietarios por igual "reducir las malas elecciones de alimentos, tanto en la oficina como en su vida personal".


Presta atención a tu condición física

Hablando en términos prácticos, es posible que no tengas mucho tiempo en tu día para dedicarlo al ejercicio y otras actividades físicas; pero existen algunas opciones que te pueden ayudar con esta parte:


● Subir las escaleras en lugar de tomar el ascensor.

● Ejercitarse en casa antes de ir a trabajar.

● Unirse al gimnasio más cercano.

● Explorar nuevas actividades fuera del horario laboral, como nadar o andar en bicicleta.


Recuerda: "como director ejecutivo, debes estar listo para abordar los problemas en cualquier momento", dice la psicóloga Carolina Raeburn. Comer bien y hacer ejercicio “puede ayudar a mejorar tu estado de ánimo, aumentando la claridad y la conciencia”.


Establece metas saludables y rutinas

Piensa en cuidarte como un hábito proactivo que cultivas en tu día a día:

Mantente hidratado durante todo el día.

Programa un "tiempo a solas" en tu calendario y apégate a él.

Levántate de tu escritorio en intervalos regulares y camina rápidamente dentro o fuera de tu lugar de trabajo.

Apégate a una rutina de sueño más razonable.


No tienes que lograr todo a la vez. Establece objetivos pequeños en torno a estas rutinas y apunta a metas cada vez más grandes a medida que pasa el tiempo.


Respeta tus sentimientos

Por supuesto, los "sentimientos" no son tangibles como un plan de presupuesto o una cuenta de gastos; pero sí importan y juegan un papel fundamental en la salud y el bienestar.


“Ya sea que te sientas culpable, feliz, triste o em

ocionado, no etiquetes tus sentimientos como buenos o malos”, aconseja Insperity. “Una vez que entiendas por qué te sientes de cierta manera, puedes dejar que esos sentimientos sigan su curso y logres liberarlos”.


Únete a un grupo de pares

Los grupos asesores de pares como TAB no solo están para ayudar a los directores ejecutivos y líderes empresariales a guiar sus negocios hacia el éxito financiero de manera más efectiva. Reunirte regularmente con otros líderes empresariales también es una excelente manera de mantener tu bienestar mental, ya que te permite entablar conversaciones con otros sobre los desafíos comerciales y de la vida, e interactuar de manera constante con amigos y colegas. Asimismo, puedes mejorar tu propio cuidado personal aprendiendo de lo que hacen los demás para cuidarse a sí mismos.



3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


TAB-LI-Personal-ChangeHappens-1584x396-PicOnly-v4.jpg

El conocimiento colectivo al servicio de tu éxito
19 razones por las que necesitas un consejo integrado por empresarios

bottom of page