top of page
Buscar

5 Consejos para Optimizar la Captación de Talento



En la frenética búsqueda de solicitantes de empleo calificados, las empresas a veces se precipitan en el proceso de contratación y dejan escapar a algunos candidatos prometedores. Al optimizar tus prácticas de contratación, puedes mejorar significativamente los esfuerzos de tu equipo para hacer todo lo posible por atraer y retener a los trabajadores que deseas.


¿Por qué es tan importante? Piensa en el tiempo y los recursos que podrías ahorrar racionalizando la forma en que se contrata a las personas dentro de tu organización. Aquí tienes consejos sobre cómo hacer que el proceso de contratación sea más eficiente, y abrirte camino hacia candidatos calificados:


1. Aumenta la visibilidad de tu marca de empleador.


Lo más probable es que tu empresa pueda hacer mucho más para dar a conocer su cultura de empresa "favorable a los empleados". Recuerda que este es uno de los factores clave que tienen en cuenta los posibles solicitantes de empleo a la hora de explorar el mercado laboral.

En la medida de lo posible, promueve la cultura y los valores de tu empresa mediante la publicación de artículos, fotos, vídeos, etc. en todas tus redes sociales. Incluye historias e imágenes de eventos para empleados, oportunidades de promoción profesional y ejemplos de una cultura de equipo saludable. Sobre todo, refuerza la página de empleo de tu sitio web con suficiente información sobre las ventajas de trabajar en tu empresa.


2. Pon mucha atención a la redacción de las descripciones de puestos.


Como hemos señalado antes, "si tus anuncios de empleo están mal redactados o son imprecisos, atraerás al tipo de candidato equivocado". Todo anuncio de empleo debe definir claramente las tareas y responsabilidades que conlleva, los tipos de habilidades y experiencia requeridos, y alguna descripción de la personalidad ideal para el puesto. Esto ayudará a seleccionar las respuestas y a acercarse al candidato "perfecto"".

Observa la situación desde el punto de vista del solicitante de empleo. ¿Puedes ofrecer respuestas convincentes a estas preguntas?

- ¿Por qué debería querer trabajar en tu empresa?

- ¿Qué ofrece tu empresa que no pueda encontrar en la competencia?

- ¿Qué oportunidades de crecimiento ofreces?

- ¿Cómo creen que la empresa crecerá en un futuro próximo de forma que me beneficie a mí y a otros posibles empleados?


Estas son variaciones de los tipos de preguntas que los clientes potenciales hacen a cualquier empresa que busque su negocio. Si puedes responder a estas preguntas de forma auténtica e inspiradora, suscitarás un mayor interés entre los solicitantes de empleo.


3. Automatiza siempre que sea posible.


Existe una amplia gama de herramientas y programas informáticos que ayudan a agilizar el proceso de selección y contratación. Los recursos pueden ayudar a seleccionar currículums, hacer un seguimiento de los candidatos, programar entrevistas y mantener una comunicación continua con los solicitantes.

Según LinkedIn, "la automatización reduce el esfuerzo manual, minimiza los errores y permite a los reclutadores centrarse en tareas estratégicas como la captación de candidatos y la creación de relaciones."


4. Afina tu proceso de entrevistas.


La entrevista a un candidato a un puesto de trabajo nunca debe realizarse con una actitud de "a ver qué pasa". Entre los puntos clave que se deben preguntar en las entrevistas se incluyen

· Describir las aptitudes que le convierten en el candidato ideal.

· Ofrecer información sobre sus preferencias de lugar de trabajo (remoto, presencial).

· Explicar por qué dejó su puesto anterior.

· Ofrecer una visión general de la cultura, las necesidades y los retos de tu empresa, e invitar al entrevistado a expresar sus opiniones.

La preparación por parte del entrevistador es esencial. Al fin y al cabo, es el mejor momento para evaluar al candidato y su capacidad para articular su experiencia, responder espontáneamente a las preguntas y demostrar las habilidades interpersonales pertinentes.


5. Mejora de la comunicación con los solicitantes.


Probablemente la principal queja de los solicitantes de empleo es que las empresas no responden después de una entrevista de trabajo o en cualquier otra fase del proceso de contratación. Esto indica una falta de respeto y frustra aún más a alguien que, de otro modo, podría estar interesado en una vacante específica.

Revisa atentamente tu política de comunicación con los candidatos. ¿Haces todo lo posible por mantenerlos informados? Como señala Recruitee, "Responder sólo cuando un candidato se clasifica para la siguiente fase de tu reclutamiento no sólo es una estrategia anticuada, sino que podría estar haciéndote perder candidaturas y dañando tu reputación."


7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


TAB-LI-Personal-ChangeHappens-1584x396-PicOnly-v4.jpg

El conocimiento colectivo al servicio de tu éxito
19 razones por las que necesitas un consejo integrado por empresarios

bottom of page